Tres maneras de ser mujer

La vida son los miércoles

Mariela Michelena

2017

Espasa

Conocí a Mariela Michelena por una entrevista que le hice acerca de su libro Me cuesta tanto olvidarte y ya entonces intuí que detrás de la terapeuta había una escritora. No es el primer caso de una profesional que deja atrás los textos propios de su ámbito para lanzarse a la novela, pero si hay algo que me gusta de ella y que marca una diferencia respecto a otros que han intentado recorrer la misma senda, es su capacidad para tomar las experiencias reales de cientos de pacientes y encontrar esa poesía infrecuente entre las historias que se repiten aunque a cada uno de los que las padecen les parezcan únicas, como le ocurre a Eva, una de las protagonistas de su último relato.

Y es que los libros de esta autora no son lo que habitualmente reconocemos como autoayuda, esa especie de género literario que tanto te puede servir para hacer amigos como para comprender el funcionamiento del universo. Son manuales de emociones en los que es inevitable verse mínimamente reflejada/o, donde no hay listas de tareas o soluciones mágicas que con solo seguirlas nos van a cambiar la existencia de un día para el otro. En ellos hay honestidad y comprensión, una voz de hermana mayor o de madre muy versada que se sienta a nuestro lado y nos deja desahogarnos antes de darnos un consejo sabio.

Con La vida son los miércoles, y especialmente con el personaje de Marina, la Mariela Michelena da rienda suelta a lo que llamo una lírica caribeña que alguien podría considerar herencia del realismo mágico, esa manera entre simpática y de una belleza dolorosa con la que se pueden contar las mismas cosas que otros dirán de las formas más anodinas. Precisamente porque la vida son esas cosas cotidianas, son los días de la semana, como dice la madre caraqueña de Marina. Son los detalles de lo que nos habla alrededor y a lo que no prestamos atención, son las presencias de esos seres queridos que nos creemos que van a estar ahí por siempre.

A pesar de que las mujeres que protagonizan este relato son de una clase media o media alta y de que sus necesidades básicas están cubiertas, las otras, las afectivas, son las que tenemos todas, sin distinción (y quizás por eso mismo las carencias resaltan con mayor intensidad). La maternidad, el amor, la pareja, la familia, el crecimiento profesional, aquello que nosotras tenemos en la cabeza y en el corazón se sintetiza en estos tres personajes bautizados como Eva, Marina y Susana de forma que inevitablemente, en algún punto, hallaremos correspondencias con nuestras biografías.

Anuncios

2 comentarios en “Tres maneras de ser mujer

  1. Mariela dijo:

    ¡Hermosa reseña MªJosefina! Una lectura pausada y en profundidad. Todo un lujo en estos tiempos que corren de inmediatez y vértigos. Agradezco especialmente tu apunte respecto a “la lírica caribeña”, y el que hayas subrayado esa “belleza dolorosa” que sabes leer en la novela, es un halago que me emociona y que me anima a seguir escribiendo. ¡Gracias otra vez!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s